Cala Gat

Ocupando un espléndido entrante rodeado de pinos y rocas en el noreste de Mallorca, Cala Gat es una agradable playa que, a pesar de contar con algunas construcciones en las inmediaciones, aún conserva su corazón salvaje y rústico.

Cala Gat se extiende a lo largo de la Punta de Capdepera, junto a la urbanización de Cala Rajada. Esta zona comenzó su expansión en los años 70 y desde entonces no ha dejado de aumentar su popularidad hasta convertirse en una de las zonas turísticas más conocidas de Mallorca.

Un paseo por Cala Gat

Cala Gat es un pequeño arenal de 40 metros de longitud y 20 metros de anchura envuelto por aguas calmadas de color turquesa, que se encuentra rodeado por un denso pinar que ofrece su sombra y frescor durante los días más calurosos del verano.

Junto a la playa se puede visitar sa Torre Cega (la Torre Ciega), una torre de vigilancia del siglo XVI reconvertida en museo.

Es importante tener en cuenta que solo es posible llegar hasta Cala Gat en coche, ya que no hay ninguna opción de transporte público que llegue hasta allí. La playa cuenta con aparcamiento gratuito y, aunque se trata de una playa muy popular, suele ser bastante fácil encontrar sitio.

Recomendable, aunque muy llena de gente

Cala Gat es una de las mejores playas de Mallorca y merece la pena visitarla, pero su gran popularidad hace que durante los meses de verano se encuentre demasiado masificada y sea complicado plantar la sombrilla en la arena sin estar demasiado cerca del vecino de al lado.

Si visitáis Cala Gat os recomendamos acercaros hasta la cercana Cala Mesquida, una de las playas más populares de Mallorca.

Lugares próximos

Cala Mesquida (4.8 km) Cala Millor (14 km) Cuevas del Drach (23.1 km) Manacor (27.5 km) Playa de Muro (32.3 km)