Cala San Vicente

Cala San Vicente

Localizada en el norte de Mallorca, junto a la Sierra de Tramontana, la Cala de San Vicente es una playa digna de la mejor de las postales, un lugar privilegiado envuelto por un entorno natural con colores y formas espectaculares.

La Cala de San Vicente está compuesta por tres pequeñas calas; Barqués, Clara y Molins, todas ellas con características bastante similares.

Debido a su ubicación en el norte de la isla y al entorno natural que la rodea, la Cala San Vicente resulta el destino ideal tanto para los que quieran relajarse sobre su arena, como para los que deseen compaginar su descanso con el turismo de montaña.

Uno de los principales atractivos de la Cala San Vicente de Mallorca son los acantilados de la Sierra de Tramontana, y desde la misma orilla del mar podréis maravillaros con una de las estampas más impresionantes de todo el archipiélago balear.

A pesar de la belleza natural de la playa, no es la mejor recomendación durante los días de mucho viento, ya que la cala está muy expuesta y cuando el clima no es favorable, pueden generarse fuertes oleajes que impidan el baño.

El lugar perfecto para descansar

Pese a ser un lugar conocido y frecuentado por turistas a lo largo del año, la Cala de San Vicente no es una de las playas más visitadas de Mallorca, por lo que no sufriréis de la masificación que caracteriza otras zonas de la isla.

Cómo llegar a Cala San Vicente

La Cala San Vicente se encuentra ubicada en el norte de Mallorca, muy cerca de la localidad de Pollensa.

La mejor manera de llegar es por carretera, utilizando la vía Ma-2000 que recorre Pollensa y su puerto. Una vez allí podréis dejar el coche en el aparcamiento gratuito que se encuentra justo al lado de la playa.

También es posible llegar hasta la Cala San Vicente en transporte público, ya que hay una parada de autobús a solo unos metros de la entrada de la playa.